Historia

Historia del Colegio San Pedro y San Felices

Creación del Centro

El Colegio San Pedro y San Felices está situado en la zona sur de la ciudad de Burgos, en el barrio que lleva su mismo nombre.

Se localiza al final de la calle Santa Ana, a los pies del Cerro San Isidro.

Colegio San Pedro y San Felices

Comenzó su actividad académica en el curso 1966-67 bajo la denominación de Escuela Técnico Profesional Diocesana San José Artesano, por iniciativa del arzobispo de Burgos Don Segundo García de Sierra y Méndez, con el objetivo de ofrecer una labor social, educativa y pastoral en un barrio que carecía de un centro escolar de estas características.

En sus orígenes, el centro impartía tres grados de Enseñanza Primaria, el primer curso de Bachillerato Elemental y el primer curso de Formación Profesional.

Ante la creciente demanda de la zona por más niveles educativos, cuatro años más tarde se acomete una primera ampliación del edificio, cuya construcción había finalizado en junio de 1965, para poder acoger doscientos cuarenta puestos escolares de Bachillerato Superior. Por entonces, el colegio ya impartía distintos niveles de la primera etapa de Educación General Básica.

El colegio sigue creciendo con la ampliación que se realiza en el curso 1972-73, levantándose una nueva planta para doscientos ochenta puestos escolares de Formación Profesional. Así mismo se ofrecen cursos de Promoción Obrera. (P.P.O.). En ese mismo curso se comienza a impartir los estudios del Curso de Orientación Universitaria, con lo cual el centro queda homologado como Instituto de Bachillerato San Pedro y San Felices.

El Ministerio, consciente dela labor que desde sus orígenes el centro había desempeñado, aprueba reducciones de las tasas oficiales y lo declara Centro de Interés Social por destinar diversas dependencias para la atención de los sordomudos de la ciudad.

En el curso 1973-74 se acomete una nueva ampliación con la edificación de una nave en los terrenos contiguos al colegio destinada a talleres de máquinas, herramientas, química, delineación y electrónica.

Para el año académico 1975-76 se anexiona al colegio, el centro masculino promovido por Cáritas en Gamonal, con más de mil ochocientos alumnos y dos unidades de párvulos.

Desde aquellos lejanos orígenes hasta nuestros días, el Colegio Privado Concertado San Pedro y San Felices se ha consolidado como un centro de prestigio y calidad que convive con otros centros educativos implantados posteriormente en la zona y que en los últimos años ha crecido en unidades, alumnado, profesores y recursos. El colegio mantiene ciertas peculiaridades que le han acompañado desde sus inicios, como su gratuidad en todos los niveles, reconocimiento de su nunca olvidada función educativa pastoral y social, siendo uno de los pocos centros privados concertados de Burgos que ofrece Bachillerato en régimen de concierto singular.